viernes, 4 de enero de 2008

EN CONTRA DE LA TIENDA EN CASA


Hoy os voy a contar un poco un pequeño problema que tengo o más bien tuve con la venta por Internet de la Tienda en Casa del grupo El Corte Inglés. En el mes de octubre realice un pedido como otras veces y resulta que el pedido como otras veces no llega. En la pagina web de dicha empresa dice que lo tiene la agencia de transportes. Así hasta el mes de diciembre que se me ocurre llamarles para ver que pasa. El teléfono no lo coge nadie y siempre están ocupados los operadores. Después de 2 días intentándolo, lo conseguí por fin. Me dicen muy amablemente que la agencia de transportes lo devolvió porque no encontró a nadie en casa. (Cuando no hay nadie en casa la agencia de transportes, si es buena, llama y sino intenta dejar aviso en el buzón). Nada de esto ocurrió. Pues bien, hicimos un cambio de dirección para que me lo entregaran en la oficina donde hay gente siempre en horario de oficina y perfecto me dicen sale ya para ahí. Paso todo diciembre y hoy se me ocurre mirar en Internet a ver que pasa y dice pedido anulado. Intento llamarlos y nada el teléfono con los operadores ocupados. Ya con un buen cabreo decido escribirles un e-mail para pedirles explicaciones y nada tampoco contestan. Es lamentable lo que ocurre con estas empresas que hace unos años fueron muy importantes en España, pero os digo algo más, soy cliente habitual del Hipercor que hay en esta ciudad y recuerdo siempre los años 90 cuando en todos los Corte Inglés nunca faltaba nada en las estanterías, los empleados eran amables en todo momento y hoy encuentras estanterías vacías, productos que no están y ni se les espera y sobre todo dependientes bordes y hasta a veces desagradables. En el Centro Comercial Compostela por lo menos los empleados son amables pero se que en otros centros de Madrid y otras ciudades no es así. No se si a vosotros os ha pasado pero es lamentable que una empresa como esta que dicen que es una de las mejores en atención al cliente pase esto. Tenía que hacer esta protesta a ver si alguien toma nota y vuelven a la linea antigua y que no sea solo ahorrar en empleados y en productos. Calidad al cliente señores que somos los que pagamos, no nos tomen el pelo. Desde Santiago de Compostela.

7 comentarios:

Miriam Jaramillo dijo...

Un saludo especial y deseo que en este nuevo ano,todos tus proyectos se hagan realidad. Con especial carino.

jose carlos dijo...

Gracias Miriam, también te deseo lo mejor para este año. Un beso.

jose carlos dijo...

Hola Nuria, ya se como funciona, la verdad es que todo cambio mucho, hace años no era así, tu entrabas en un corte inglés y todo era amabilidad y buenas formas, no faltaba de nada en ninguna estantería y hoy es todo lo contrario, antes de que existiera el Hipercor de Santiago iba mucho al de Coruña o Vigo y funcionaban muy bien. Hoy se que en la mayoria de los centros de España no pasa eso, todo son malas maneras y malas caras. También se porque es, y es que ahora a los empleados los contratan con contratos basura, les pagan una mierda con perdón y trabajan más horas de las que deben. Tampoco pasan los cursillos que el Corte Inglés hacía en el pasado a todos sus futuros empleados. El caso es ahorrar. Pero así funciona todo ahora. Te dejo un beso enorme querida Nuria.

nieve dijo...

hola jose, interesante lo que cuentas. Nunca he comprado en LTC, pero he visto un anuncio ayer por la noche y pensaba en la posibilidad de comprarlo pero ahora tengo claro que mejor no hacerlo. Sabes? realmente la culpa la tenemos nosotros porque al final siempre terminamos "tragando" con lo que ocurre. Todavía te encuentras en situaciones donde a veces no sabes si el problema es tuyo o de los demás. El jueves por la tarde, en una cafetería, estuvimos más de 15 minutos, contados tal cual por reloj, esperando que nos atendieran. La cafetería estaba vacía, sólo había 2 personas en una mesa. Y nosotras eramos bien visibles, además de ser 6, estamos de risas,... dos de las chicas son clientes habituales de esa cafetería. Pasados los 15 minutos, se acerca la dueña con dos cafés, para estas chicas y nos pregunta al resto que queremos. Yo contesté que gracias, pero ya se me había pasado el tiempo que tenía libre para tomar el café, cosa cierta además, y que me iba. Bueno, la dueña me dijo que era muy descortés y que si tenía que esperar pues me esperaba, y estas dos chicas clientas habituales, dijeron lo mismo. Entonces, yo pregunté: ¿Acaso he utilizado mal tono? ¿he hablado mal? ¿he gritado? y en cuanto a vosotras dos, estabais conmigo cuando concerté la cita que tengo ahora, así que sabeis que no puedo quedarme, ¿por que sois tan veletas?... no di tiempo a que contestaran, simplemente me fui, sin dar portazo ni nada, pero he de reconocer que por dentro fumaba en pipa. Bueno, al día siguiente cuando volvimos a reunirnos, estaban de acuerdo en que en la cafetería se habían pasado, además la dueña estaba leyendo el periódico en la barra, no estaba ocupada haciendo nada, pero todas dijeron que era mejor callar y no decir nada pq sino no te atienden bien. Desde luego, a mi no me atienden ni bien ni mal en este sitio, pq sobran cafeterías donde tomar un café.

Buen fin de semana y que los reyes se porten bien.

Un beso

jose carlos dijo...

Hola Nieve, mira en el caso de la cafetería es verdad que hay más sitios y por eso yo tenía un amigo que ya fallecio hace unos años que cuando lo trataban mal en alguna cafetería, comercio o restaurante al que iba habitualmente durante un año no pasaba por allí. Seguro que la buena de la señora del bar si le hicieran así todos los clientes verias si los trataba bien. Un beso y igualmente con los reyes magos.

CAMINO INCIERTO dijo...

Jose Carlos aquí voy a pasar de puntillas porque no quiero ponerme de malhumor,a mí es el cartero (o cartera) que me amarga la existencia porque en casa siempre hay alguien y no se molesta en llamar.Protesté y fue peor. Por internet compro libros y llevo un mes desesperada esperando un pedido, 35 minutos de teléfono de atención al cliente para no llegar a hablar con nadie.
Está el otro lado, hay clientes que parecen fieras o si no consiguen lo que quieren rápido les da la pataleta.
Mi hija ha trabajado en varios lugares porque le gusta tener su dinerito para sus aficiones y ha soportado insultos muy fuertes de clientes en Leroy-Merlin ,situaciones estrambóticas,también ha trabajado en Mercadona,Alcampo y en tiendas de deportes .Es todo muy surrealista. Ahora está en una biblioteca mientras prepara oposiciones de maestra y está feliz.Aquí en Palma les dan cursillos tanto a los del corte inglés, como leroy y otros ,lo sé porque mis hijos los han pasado y amigos y la ex-novia de mi hijo que trabaja en el corte inglés ha estado en Elche dando cursillos a otras personas.
Ya me lié y eso que no quería,pero no estoy de malhumor, creo que lo que más falla es el servicio a domicilio o por internet.
Yo hago lo que hacía tu amigo,allá donde no se me trata con educación,con cortesía no vuelvo.
Mis hijos compran y venden aparatos de música y todo tipo de cosas por internet y nunca han tenido queja, incluso entre particulares ,yo me asombro porque son aparatos caros y hasta ahora no ha habido engaños por ninguna parte, así que compruebo que la mayoría de la gente es legal y eso me gusta.Besos

jose carlos dijo...

Tienes razón camino incierto pero a mi aquí me consta que las cajeras nuevas que ponen en el hipercor no pasan ningun cursillo como fueron las primeras a madrid varios meses. También el problema son los contratos que hacen ahora, baratos para ellos y malos para el trabajador como siempre. Yo también compro algo por internet y nunca tuve problemas. Gracias por tu comentario. Un beso.