martes, 26 de enero de 2010

CELDA 211


Hola a todos/as. Estamos ante una de las películas del cine español del año. Interpretada brillantemente por Luis Tosar, Alberto Ammann y Antonio Resines, cuenta la escalofriante historia de Juan, funcionario de prisiones que en su primer día se ve envuelto en un motín de presos y para sobrevivir se hace pasar por uno más de ellos. La historia está basada en la novela de Francisco Pérez Gandul, y la película dirigida por Daniel Monzón (”La caja Kovak”). Aunque dura 110 minutos y se puede hacer algo larga, eso es debido a la tensión e intriga en los que te mantiene desde el principio. Llega un momento en que te metes en la vida de los presos y ya no distingues entre buenos y malos, porque nadie es lo que parece ser. “Mala madre” (Luis Tosar) quien parece el más temido y el más peligroso, resulta ser un preso con su código de valores morales propio. Y en cambio los funcionarios de prisiones, tan aparentemente preocupados por la justicia y la seguridad, son seres egoístas y cobardes que sólo piensan en salvar su pellejo, aunque tengan que llevarse a alguien inocente por delante. Me ha gustado mucho la manera que tuvo el director (y también guionista) de reflejar esta lucha entre la justicia y la injusticia. El reparto, como he indicado anteriormente, está compuesto por grandes profesionales, y seguramente, junto con el equipo técnico, tendrán un justo reconocimiento en los Premios Goya y otros certámenes cinematográficos. Por todo ello le doy a la película un notable alto. Un saludo. Eva desde Santiago para el Grupo Desde Santiago de Compostela.

3 comentarios:

jose carlos dijo...

Hola Eva, como tu dices la película a nosotros se nos hizo un poco larga, creo que la acción se podía desarrollar media hora antes pero me gusto el papel de Toxar y al final le doy una nota de 8. Un beso y gracias por tu critica.

Lidia dijo...

Si que la ví y me gusto. Creo que es una de las mejores películas del año y ya veras como se lleva varios premios. Un abrazo.

Eva dijo...

¡Hola! Bueno, a veces es mejor que en una película te cuenten las cosas paso a paso, que no quedarte con lagunas. Por ello generalmente, prefiero las películas largas. Para que luego digan que el cine español es malo, aquí tenemos un contraejemplo. Un saludo, y hasta la vista.