sábado, 17 de noviembre de 2007

LA XUNTA PIDE EL AHORRO DEL AGUA Y COMPOSTELA NO SE ENTERA


Ayer la Xunta de Galicia a través de Medioambiente pedía a todos los ayuntamientos de Galicia que se ahorre agua lo máximo posible ya que Galicia esta padeciendo la mayor sequía en este otoño desde el año 1960. Si hace un año teníamos inundaciones por las lluvias este año domina el sol y los cielos despejados. Los embalses gallegos están bajo mínimos y la Xunta ha pedido que ante la falta de lluvias, que todavía no se las espera, se ahorre agua. Pues bien esta mañana el Concello de Santiago seguía regando las calles con sus máquinas y lo que es peor hace unos días dicha máquina que limpia las aceras estaba cargando agua en la Plaza Roxa y tiraba más agua por la calle de la que cargaba. Hoy aparte de la máquina de las aceras otro operario en la Plaza de Vigo regaba a presión debajo de un vehículo a las 8.30 de la mañana tirando una cantidad de agua como si en realidad sobrara. El Señor Alcalde (en la foto) Xosé Sanchez Bugallo no debió de enterarse del ahorro del agua. Pues gran favor haría a los ciudadanos con el ahorro del agua y con el descanso de los maleducados operarios de riego de la ciudad que no se separan de la acera ni paran de regar a presión ni cuando una anciana no tiene en donde separarse y tiene que salir a la calzada. A ver si tomas nota Bugallo, que ya esta bien. Desde Santiago de Compostela.

3 comentarios:

CAMINO INCIERTO dijo...

Ay José Carlos! yo estoy desesperada con tanta lluvia,tanta tormenta y tanto rayo en Palma,mi depresión sube como la espuma, mis huesecitos y articulaciones truenan de dolor, cada día digo que Galicia se teletransportó a Palma de Mallorca y viceversa,así llevamos desde Agosto ,no hay semana que no llueva varios días.Saludos

Adry dijo...

A pesar del grado de seriedad de tu post, no pude evitar reirme con el final, casi que podía verlo. Es lamentable, nosotros hace dos años pedecimos una sequia terrible, espero que salgan pronto de eso, se que es difícil. Un abrazo

J. ARCE dijo...

Nuestro pol´ticos ya sabemos que son unos incompetentes, igual que la gran mayoría de nuestros funcionarios. Si un inútil del servicio de aguas ve que su camión está desperdiciando agua debería denunciarlo, pero como el o ella no paga...
De todas formas está demostrado que las restricciones de agua no sirven para mucho. Donde más agua s pierde es en las fugas de las traídas, fugas que los ayuntamientos deberían reparar. Eso significa que un funcionario o una funcionaria debería dar el aviso y un político o una política mandar repararlo. Lo dicho: estamos en manos de inútiles.