jueves, 5 de febrero de 2009

CONTINUA EL TEMPORAL


Ayer fue otra jornada caótica para toda Galicia en especial en las provincias con costa y es que el temporal todavía continua. En la madrugada del martes al miércoles hubo inundaciones en Cambados (Pontevedra) por las fuertes lluvias, también se registraron tormentas con aparato eléctrico y además de mucha lluvia alguna granizada. El miércoles amaneció con carreteras de salida de Galicia hacia Castilla cortadas por la nieve. Galicia y España entera esta pasando por uno de los inviernos más duros de su historia, ya que este mal tiempo no solo nos afecta a nosotros sino a toda España. El día de la Gran Tormenta que tenia por nombre Klaus, Galicia además de pasarlo mal por esta tormenta perdió el record en tener registrada la ola más grande recogida por una boya en nuestras costas, ya que en Santander (Cantabría) la noche del viernes al sábado de los días 23 y 24 de enero la boya Augusto González de Linares fondeada a 22 millas al norte de Santander en el mar Cantábrico midió dos olas una de 26,13 y otra de 24,65 metros que es el equivalente a un edificio de 8 plantas. Esta boya con estas olas fue desenganchada y se encontró navegando a la deriva cerca de las costas de San Sebastian (País Vasco). Para mañana viernes la previsión vuelve a ser de nieve en nuestra comunidad y veremos hasta cuando no podremos ver el sol, ya que todo apunta a que esta situación seguirá. Os dejo un primer vídeo realizado por José hace unos días en el Monte Pedroso de Santiago unos días después del paso de la Gran Tormenta para que veáis los efectos que causo en toda Galicia y un segundo vídeo realizado por Cory ayer en la Zona de Pontepedriña en Santiago.



No dejéis de visitar nuestro canal en YouTube con más vídeos. Foto 20 minutos. Informo desde Santiago, María para Desde Santiago de Compostela.

2 comentarios:

Evan dijo...

Me impactó la foto!

Ojalá que deje el menor daño posible el temporal...

Un beso José!

MONICA dijo...

Una foto genial!!. ¡¡Disfrutar del fin de semana!!. Un abrazo